Tipos de Jamón Serrano | ¿Se nota la diferencia?

El jamón es una de las piezas cárnicas más deliciosas, jugosas y solicitadas en cualquier carnicería alrededor del mundo. La misma, se obtiene directamente de las patas traseras del cerdo. Tiene diferentes formas de preparado que le confieren un sabor característico con base a la región y a los métodos empleados para su preparación, de ahí que puedas encontrar diferentes tipos de jamón serrano en la actualidad.

De entre todos los jamones, el jamón serrano es el que sin duda llama más la atención por su particular sabor y aspecto. Estas características que le confieren un atractivo único en comparación a otros tipos de jamon. Por ende, y hablando de clasificar este jamón en particular, vale la pena conocer más acerca de los tipos de jamón serrano a fin de ver si se puede notar la diferencia entre los mismos.

Características de los tipos de jamón serrano

Antes de comentar las diferencias entre los distintos tipos de jamón serrano que existen, se deben conocer las características básicas y generales de esta clase de jamón. Se puede comenzar diciendo que el jamón serrano se obtiene mediante un proceso de salado especial en las patas traseras del cerdo(salazón). Dicho proceso, se utiliza más que nada para preservar esta pieza del cerdo durante largos períodos de tiempo. El jamón serrano es la contraparte del jamón York por su sabor salado y sutil.

De entre todos los tipos de cerdos que se utilizan para hacer jamón, el cerdo blanco es el predilecto para trabajar el jamón serrano. Tiene una textura bastante homogénea y con poca fibra que facilita su consumo. Además de ello, el color del jamón serrano suele ir de rosado a púrpura, variando el tono dependiendo de la preparación y la misma carne utilizada para crear esta pieza de jamón en concreto.

Entendiendo lo anterior, se puede mencionar que existen actualmente tres tipos de jamones serrano:

  • Jamón serrano Bodega. Se caracteriza por tener un tiempo de curación que oscila entre los 10 y los 12 meses.
  • Jamón serrano Reserva, mismo que tiene un tiempo de curación promedio de 12 a 15 meses.
  •  Gran Reserva, el cual supera los 15 meses de curación.

Como dato curioso de los tipos de jamón serrano, se puede mencionar que existen referencias históricas que sitúan la creación del jamón serrano al siglo II a.C. Recibe este nombre en particular por la costumbre de curar esta clase de jamón en parajes altos de las sierras (ahí, las temperaturas son más bajas y facilitan la curación del jamón).

Con grasa brillante, aromática y de gran sabor, el jamón serrano realmente se alza como uno de los tipos de jamones preferidos en España. Razón por la cual muchas personas tienden a comparar y a diferenciar entre este y los demás jamones existentes hoy por hoy.

tipos de jamon serrano

Diferencias entre los tipos de jamón serrano e ibérico

Como es lógico suponer, las diferencias entre los tipos de jamón serrano son muy notables. Mientras mayor sea el tiempo de curado más envejecida se verá la pieza de jamón y más sabor y textura obtendrá. Este es un aspecto que puede cambiar considerablemente el precio de la pieza. Por consiguiente, ¡vale más la pena conocer las diferencias entre los distintos tipos de jamones que existen hoy día!

De entre todos, el jamón serrano se compara de forma común con el jamón ibérico, un tipo especial de pieza cárnica que solo se puede obtener de los denominados cerdos ibéricos. Esta es la principal diferencia con el jamón serrano que se obtiene del cerdo blanco común. De ahí parten las siguientes diferencias entre los tipos de jamón serrano e ibérico:

  • El jamón ibérico proviene siempre de la península ibérica. Es en este lugar donde se puede encontrar el tipo de cerdo especial para este jamón, mientras que el jamón serrano se puede preparar en cualquier parte del mundo siempre que se conozca su proceso de manufactura.
  • Sí se puede notar diferencia en el sabor del jamón serrano y el jamón ibérico. El principal punto de diferencia es el hecho de que la grasa en el jamón ibérico se infiltra dentro del músculo de la pieza (cosa que no ocurre con el jamón serrano). Por consiguiente, el jamón ibérico suele ser más jugoso y con textura más fibrosa que el jamón serrano.
  • El tiempo de curación de los dos tipos de jamon es diferente. Depende del tipo de jamón serrano del cual se está hablando. Por norma general, el jamón ibérico se cura en un plazo de 24 a 36 meses en promedio y como mínimo, mientras que la media de jamón serrano es de mínimo 15 meses si se habla del jamón Gran Reserva.
  • La alimentación del cerdo antes de su sacrificio también es una gran diferencia entre el jamón serrano e ibérico. Se puede comentar con esto que el cerdo blanco se suele alimentar solamente de piensos de cereales, mientras que el jamón ibérico se puede alimentar de tres formas diferentes:
    • Alimentación mediante bellotas.
    • Alimentación de cebo de campo (alimentado con pastos naturales y piensos).
    • Cebo (alimentado con piensos de cereales y legumbres).
  • Como última gran diferencia entre el jamón serrano y el jamón ibérico, se encuentra la necesidad de este último de contar con su propia especificación según la raza del cerdo ibérico del cual se extraiga la pieza en cuestión. Así pues, es necesario que se especifique si el cerdo es 100% ibérico o cuál es su procedencia para poder colocar un precio a toda la pieza. ¡Esto no ocurre con el jamón serrano!

En resumidas cuentas, el jamón ibérico se diferencia en la calidad y en la exclusividad cuando se le compara con el jamón serrano. Puedes notar estas diferencias a simple vista si se tienen dos piezas de jamón de cada tipo justo delante de tus ojos. ¡Realmente se nota la diferencia!

Denominaciones de origen del jamón

Las denominaciones de origen protegida (DOP) son regímenes de calidad que denota la Unión Europea para proteger sus productos particulares y darles cierta autenticidad ante el comercio nacional e internacional. Puedes encontrar diversas organizaciones enmarcadas en regular y otorgar estas denominaciones dentro del continente europeo.

Para el caso del jamón serrano, sí que se pueden encontrar diversas denominaciones de origen que, curiosamente, también pueden clasificar los diferentes tipos de jamón serrano que existen en la actualidad. Así pues, hoy día es posible encontrar los siguientes jamones clasificados por su denominación de origen:

  • Jamón serrano de cerdo Duroc.
  • Jamón serrano de Trevélez, siendo este un pueblo de Granada.
  • De Teruel, siendo esta la primera denominación de origen que tuvo cabida en España.
  • Jamón serrano Dehesa de Extremadura, alto prestigio por la calidad con la que se certifican las piezas y los cerdos dentro de esta localidad.
  • Jamón serrano de Serón, ubicado en la provincia de Almería.
  • Curado de Guijuelo, mismo que se ubica en la provincia de Salamanca.
  • Jamón serrano Jabugo, siendo esta la denominación que registra mayor cantidad de ventas alrededor del mundo por su altísima calidad.

Está demás decir que España es el principal fabricante de jamón serrano del mundo. Por esta razón, cuenta con todas estas denominaciones de origen que le dan mucha más validez a sus propios productos derivados del cerdo. Además, como dato curioso, se puede comentar que en Argentina se diferencia el jamón serrano y el jamón crudo por tener al primero recubierto de pimentón y por venderse de manera más estacionaria.

Al final del día, el jamón serrano no deja de ser una delicia muy bien protegida dentro de España y muchas otras partes del mundo. Es una buena excusa más que buena para degustar del mejor jamón serrano que puedas encontrar y así constatar por qué deberías incluir esta clase de alimentos en tu dieta cotidiana (siempre de forma balanceada por supuesto). ¿Qué piensas al respecto?