¿Cuáles son las partes de la ternera? | Qué usos se les suele dar en la cocina

Todos los alimentos cárnicos de origen animal tienden a ser divididos en partes para hacer más sencilla su comercialización e implementación en la cocina. Esto mismo, hace que existan partes de un animal que son más apreciadas que otras. Es muy común encontrarse con partes que funcionan mejor para un tipo de recetas que otras piezas en particular.

De entre todos los tipos de carne que existen actualmente, la carne de ternera es la más comercializada alrededor del mundo. Las partes de la ternera, son las piezas que comúnmente encontrarás en tu mercado local (independientemente del país en el que vivas). Por tal motivo, ¡vale la pena conocerlas y saber qué usos les puedes dar dentro de la cocina!

Las mejores partes de la ternera que debes conocer

Se entiende como ternera a la cría de la vaca que ha tenido un tiempo de vida promedio entre ocho meses y un año. A diferencia de otros tipos de carne, la carne de ternera suele ser más jugosa y con un mayor grado de nutrientes en su interior, Por esta razón termina siendo de la clase de carne más solicitada, tanto en España, como en gran parte del mundo.

Por lo anterior comentado es que vale la pena resaltar las partes de la ternera que puedes conseguir. Vamos a comentar desde la más popular, hasta la que menos se consume en términos generales:

Solomillo

Considerada como la pieza más noble de la ternera. Es una parte limpia que se puede encontrar tanto entera como en medallones (depende del corte de la ternera que escojas). Se encuentra en la cara interna del costillar bajo y tapada por los riñones. Es extremadamente tierna y de ahí se obtienen los mejores cortes de ternera tales como:

  • Tournedos.
  • Chateaubriand.
  • Filete Mignon.

Lomo

Entramos en la categoría “extra” debido a su alto rendimiento de carne. Esta es una de las partes de la ternera que cuenta con poca presencia de grasa. La convierte en una pieza excelente para hacer a la parrilla, asada o incluso al horno. ¡Es una de las partes de la ternera más fáciles de cocinar! Se suele dividir en Lomo Alto y Lomo Bajo.

Babilla

Si buscas una parte que tenga una buena relación precio/calidad, entonces la babilla es la mejor pieza por la cual deberías inclinarte. Generalmente, se divide en dos partes diferentes (una cercana a la cadera y otra más cercana a la rodilla) y se suele usar como carne para guisar. También pueden hacerse excelentes bistec para ser cocinados igual que el lomo.

Redondo

Aquí se tiene una parte de la ternera con poca grasa y nervios. Es el motivo principal por el cual se utiliza con mayor frecuencia para hacer asados y para hacer carne mechada. Podrás encontrar este corte en la parte externa de la pierna trasera, a lo largo de la contra.

Contra

Entre todas las partes de la ternera antes mencionadas, esta sería la primera que puede resultar más seca y dura porque no contiene grasa en absoluto. Por tal motivo, es común utilizar esta parte como pieza para guisar y para filetes empanizados.

partes de la ternera

Tapilla

Al igual que el contra, la tapilla es una pieza cárnica un poco seca por no disponer de infiltraciones de grasa. Aún así, como carne puede llegar a tener cierta jugosidad, lo que hace que sea una parte perfecta para hacer rebozados.

Cabeza

Ubicada en la parte más alta de la pata trasera, aquí se tiene un corte verdaderamente jugoso con muy poca grasa: Puedes sacar unos filetes con mucho sabor aunque no cuenten con mucha estética. También es una carne perfecta para asados o cocidos rápidos.

Rabillo de cadera

En este particular, se tiene una pieza similar al redondo y, por consiguiente, se puede cocinar como éste. Tiene también la facultad de utilizarse para hacer escalopines o carne picada sin problema.

Espaldilla

Empleada principalmente para estofados, esta es una parte grasa y jugosa de la ternera. Puedes también dividirla en dos partes para mayor aprovechamiento (cantero y plana respectivamente). De la plana es de donde se obtiene el filete de solomillo que realiza el carnicero.

Brazuelo

Si estás buscando una parte de la ternera que resalte por su gelatinosidad, entonces esta es la mejor opción que tienes. Se trata de una pieza ideal para guisar y hacer caldos.

También podríamos comentar las siguientes partes de la ternera: Morcillo, Llana, Aleta, Pecho, Pescuezo, Falda, Costillar, Rabo, Pez y Aguja. Aunque, con lo ya comentado, se puede comprender realmente por qué la ternera es un animal tan versátil del cual se puede aprovechar prácticamente todo. ¿Cuál es tu parte favorita de la ternera?